20 de Diciembre de 2019

La gesta de los seis títulos cumple diez años: “Todo salía”

Ha pasado una década desde que el Barcelona culminó 2009 con un botín sin precedentes de seis títulos, lo que significa que hace exactamente 10 años, el gigante español estuvo a punto de ser sorprendido por Estudiantes de La Plata en la final del Mundial de Clubes.

El club argentino tenía ventaja de 1-0 en Abu Dhabi cuando el partido estaba a punto de llegar a los descuentos. Pedro anotó el empate en el minuto 88 para enviar el partido a la prórroga, y Lionel Messi marcó con el pecho a los 110 minutos para otorgar al equipo catalán su sexto título del año y su primer trofeo del Mundial de Clubes.

Para el Barcelona, el 2009 fue un año viviendo al filo y de goles tardíos: el dramático tanto de Andrés Iniesta en las semifinales de la Champions League ante Chelsea en Stamford Bridge, el gol de Pedro en la prórroga de la Supercopa de Europa, o la atajada de José Pinto de un penal ante el Mallorca rumbo a la final de la Copa del Rey. Sin embargo, también fue un año de gran confianza y convicción absoluta. El equipo dirigido por Pep Guardiola elevó el fútbol a otro nivel, coronándolo con una goleada por 6-2 al Real Madrid en La Liga, mientras Messi empezaba ya a escribir su leyenda como el mejor futbolista del planeta.

ESPN charló con varios protagonistas del Barcelona para conmemorar el décimo aniversario de ese equipo, incluyendo a Pedro como pieza clave de aquel equipo al que aportó goles decisivos en todas las seis competiciones conquistadas. Y es que, aún diez años después, Pedro sigue siendo el único futbolista español que ha anotado al menos un gol en seis competencias oficiales del club durante una misma temporada.

Pedro recuerda en este sentido que “llegó un punto (en el) que íbamos a jugar una final y ya estábamos pensando que íbamos a ganar antes de jugar. Cosa que siempre es complicada en el deporte, pero notábamos ese dominio que plasmábamos en el campo y también el respeto que nos tenían los rivales, y eso también hacía que jugara a nuestro favor. Teníamos mucha confianza”.

“Coincides con una serie de jugadores que no se van a repetir nunca más, como pueden ser Xavi, Andrés (Iniesta), Messi, Dani Alves. Era un equipo de atrás adelante muy fuerte, muy competitivo. Esa idea que Pep plasmaba y que nosotros llevamos a la perfección en el campo, que veías que dominabas, que todo salía. Yo creo que eso era un poco (la clave del éxito); el dominio que sentías cuando estabas dentro y que los rivales también te lo decían, lo mal que lo pasaban cuando jugaban contra el fútbol club Barcelona”, añade el extremo internacional.

“Para mí jugar con Leo, con jugadores únicos y haber vivido esa época dorada con Pep como entrenador… yo creo que evidentemente con el fútbol que se vio, con ese dominio, con ese fútbol tan vistoso yo creo que va a ser difícil que vuelva a repetirse”, recuerda Pedro.

Al principio de la temporada 2008-9, pocos hubiesen imaginado lo que se iba a vivir en el Camp Nou. La decisión del presidente Joan Laporta de reemplazar a Frank Rijkaard con un Guardiola que no tenía experiencia al máximo nivel provocó dudas dentro y fuera del club. Hubo incluso más preguntas cuando Guardiola prescindió de Ronaldinho, quien se fue al Milan en junio y según Laporta necesitaba “un reto nuevo”.
A pesar de las buenas sensaciones en la pretemporada, la era de Guardiola comenzó oficialmente con una derrota 1-0 ante el Numancia y un empate frente al Racing de Santander.

“Recuerdo que fueron momentos difíciles, sobre todo para Pep porque tenía mucha presión”, rememora Pedro. “Es verdad que había mucha ilusión al principio del proyecto de Pep. Es un grandísimo entrenador, había sido un gran jugador, además una imagen para el Fútbol Club Barcelona. Recuerdo un poco ese nerviosismo que se vivió al principio con los dos primeros partidos. Recuerdo incluso una anécdota que me dijo, 'voy a intentar hacerte jugar por si acaso no vaya a continuar'. Y mira luego todo lo que ganó y la época que se vivió”.

Sobre la situación de la salida de Ronaldinho, Pedro recuerda que Guardiola “siempre tenía la idea muy clara de que lo iba a hacer bien, por los jugadores que tenía, por el vestuario… pero además fue un momento difícil porque hubo un cambio, una transición, que jugadores tan importantes como Ronaldinho se fueran del Barsa costó, pero luego la verdad es que surgió la figura del mejor Leo, aunque ya venía de un tiempo atrás haciéndolo bien, y consiguió hacer un equipo espectacular que consiguió todos los títulos posibles”.

El Barcelona seguía vivo en las tres competencias al llegar a mayo: la Copa del Rey, La Liga y la Champions. El Real Madrid había Ganado 17 de sus 18 últimos partidos de liga para recortar a cuatro puntos la ventaja del Barsa. Pero el conjunto de Guardiola aplastó cualquier esperanza de los merengues el 2 de mayo en el Santiago Bernabéu, donde Thierry Henry y Messi firmaron sendos dobletes en una inolvidable goleada por 2-6 que prácticamente selló su coronación. También fue la primera vez que Guardiola utilizó a Messi en la posición de ‘falso nueve’, una decisión táctica que cambió el rumbo del equipo.

“Ese fue el partido cumbre del año porque vas allí al Bernabéu, siempre un equipo muy difícil, un estadio complicado en el que ganar y en un Clásico donde hay mucha tensión y consigues ese resultado. Además, haciendo un grandísimo partido… Yo creo que a partir de ese momento fue cuando se veía que el equipo estaba jugando a un grandísimo nivel, se veía que la orden de Pep iba a dar muy buenos resultados”.

Apenas cuatro días después de la paliza al Madrid, el Barsa se enfrentó a Chelsea en Stamford Bridge por un puesto en la final de la Champions. Tras empatar sin goles en el partido de ida en el Camp Nou, el Barsa quedó en desventaja de un gol y con un hombre menos al llegar a los descuentos en Londres. Entonces, Iniesta dio vuelta al libreto con un gol que cambió el rumbo de la historia.

“Recuerdo que fue un partido que jamás y nunca lo íbamos a ganar por cómo fue todo el partido. El Chelsea, la verdad que era muy superior, se adelanta en el marcador, nos costaba encontrar espacios entre líneas, crear ocasiones. Estaban muy bien colocados. Luego hubo la expulsión de Abidal. El partido se nos echaba cuesta arriba y finalmente pues imagínate, en esa jugada aislada en el último minuto, cuando marca Andrés recuerdo que todos desde el banquillo salimos corriendo hacia la banda, a celebrarlo con Andrés, con nuestra afición que estaba allí en el córner, en Stamford Bridge. Fue un momento espectacular”.

“Nosotros nos metimos en la final, que era nuestro objetivo y al final cerrando una magnifica temporada, llegando a la final de Roma contra el United que fue también una final muy complicada y difícil al principio”.

Los éxitos continuaron al final del verano, en el que el club fichó a Zlatan Ibrahimovic. El Barsa ganó la Supercopa de España ante el Athletic con un global de 5-1, con goles anotados por jugadores formados en La Masía. El penúltimo paso hacia el sextete llegó el 28 de agosto con el triunfo sobre Shakhtar Donetsk en la Supercopa de Europa, gracias a un gol de Pedro en la prórroga.

El Mundial de Clubes no tiene el prestigio de La Liga o la Champions League, pero este Mundial de Clubes sí que era importante para el Barcelona. El equipo intentaba ganar el torneo por primera vez en su historia, y además sería la coronación para sumar seis trofeos en un año, algo jamás logrado en el fútbol. La travesía en Abu Dhabi comenzó cuesta arriba, ya que el Barsa tuvo que remontar un gol en contra para vencer 3-1 al Atlante de México en las semifinales. Y en la final, requirió de un gol de Pedro en las postrimerías y otro de Messi en la prórroga para superar 2-1 a Estudiantes de La Plata.

“Había mucha expectación, no presión porque siempre tienes la presión, pero mucha expectación en que lo pudiéramos ganar. La final fue muy difícil, muy competida. Estudiantes planteó un partido muy físico, jugaron muy bien sobre todo en labores defensivas y nos costó abrir el marcador. Ellos se adelantaron y fue muy difícil darle la vuelta. Tuvimos la suerte de poder marcar ese gol mío de cabeza a pase de Piqué. El Mundillito fue para mí el colofón de todo lo que estaba pasando en tan poco tiempo”.

“(El gol de la victoria de Messi) es la culminación de un ciclo muy bonito. Leo todos sabemos el jugador que es. Prácticamente estamos hablando del mejor jugador de la historia, de todos los tiempos. Y que juegue para el Barsa, que haya conseguido tantos títulos a nivel personal y a nivel colectivo y que cierre con ese gol el título. Para nosotros fue la mejor notica. Yo creo que no hay mejor manera de poder cerrarlo”.


Patrocinadores

Webmaster Luis Cuenca - Web diseñada por HPS